Peso argentino ($) – ARS
  • United States dollar ($) – USD
  • Peso argentino ($) – ARS
  • Euro (€) – EUR

Los femorales, también conocidos como isquiotibiales, son un grupo de tres músculos en la parte posterior del muslo. Estos músculos son:

  1. Bíceps femoral: Este músculo se compone de dos cabezas, la corta y la larga, que se originan en diferentes lugares del hueso del fémur. Ambas cabezas se unen para formar el tendón del bíceps femoral, que se inserta en la cabeza del peroné.
  2. Semimembranoso: Este músculo tiene un origen más profundo y se encuentra en la parte interna del muslo. Su tendón se une con el tendón del músculo semitendinoso antes de insertarse en la tibia.
  3. Semitendinoso: Este músculo también se encuentra en la parte interna del muslo y tiene un tendón largo que se extiende hacia abajo y se une con el tendón del músculo semimembranoso antes de insertarse en la tibia.

Los femorales tienen varias funciones importantes en el movimiento y la estabilidad del cuerpo:

  1. Flexión de la rodilla: Los femorales son responsables de doblar la rodilla, acercando el talón hacia los glúteos.
  2. Extensión de la cadera: Ayudan en la extensión de la cadera, lo que significa que participan en el movimiento de llevar la pierna hacia atrás.
  3. Rotación de la cadera: También contribuyen a la rotación de la cadera, especialmente cuando la rodilla está flexionada.
  4. Estabilización de la pelvis: Junto con otros músculos de la región lumbar y del abdomen, los femorales ayudan a estabilizar la pelvis durante actividades como caminar, correr y levantar objetos pesados.

Entrenar los femorales es crucial por varias razones:

  1. Prevención de lesiones: Los femorales fuertes y flexibles pueden ayudar a prevenir lesiones en la parte baja de la espalda y en las rodillas al proporcionar estabilidad y soporte durante el movimiento.
  2. Mejora del rendimiento deportivo: Unos femorales bien desarrollados son esenciales para mejorar el rendimiento en actividades deportivas que involucran correr, saltar, girar y cambiar de dirección.
  3. Equilibrio muscular: El fortalecimiento de los femorales puede ayudar a corregir desequilibrios musculares en la parte inferior del cuerpo, lo que puede mejorar la postura y reducir el riesgo de lesiones.
  4. Mejora de la estética corporal: Unos femorales bien tonificados pueden mejorar la apariencia estética de las piernas, contribuyendo a una figura más equilibrada y definida.
mujer iniciando un deadlif o peso muerto

Ejercicios para femorales 🍖

Ejercicios para glúteos 🍑 (complemento de los femorales)

En resumen, entrenar los femorales es importante para mejorar el rendimiento atlético, prevenir lesiones y promover una apariencia física saludable. Incorporar ejercicios específicos que trabajen estos músculos en tu rutina de entrenamiento puede ser beneficioso para tu salud y bienestar general.

Gracias por leer si llegaste hasta acá te invito a que te unas a mi lista de correo electrónico para que recibas los últimos post, nos ayudarías muchísimo 🙏🏽

Procesando…
Success! You're on the list.

Comentarios

Dejá una respuesta

×

 

Hola!

Ponte en contacto conmigo por WhatsApp.

×